Cinco pasos para dominar el EGO

No hay nada como ser humilde, y las personas humildes son con las que queremos estar.
En el circuito de tenis actual, hay un jugador que se llama Andy Murray que es extraordinario, a pesar de lo cual no ha podido ganar un Grand Slam, y por lo tanto no hay llegado a ser # 1 del mundo. Dado que Andy ya tiene 25 años, que en el mundo del tenis son un montón de años, decidió contratar a una leyenda del deporte que en su momento de esplendor tuvo un problema similar: Ivan Lendl.
Ivan Lendl fue un verdadero mounstruo del tenis en los ochentas, dominando y ganando todo durante unos buenos cinco años. Y así como Murray, a pesar de ser un jugador extraordinario, pasaron varios años hasta que logró triunfar en un Grand Slam.
Llega Lendl y su diagnóstico es: “Too much happiness”. Andy Murray tiene el talento, tiene el equipo, tiene el vigor y la disciplina. Y también es feliz y eso no se vale, dice Lendl. “Si eres feliz antes de ganar un Grand Slam, te está perjudicando. Si no eres feliz hasta que lo ganes, eso te impulsará para lograrlo”
WHAT????!!!
Pienso que eso es bullshit. Uno tiene derecho a poder disfrutar el camino porque de lo contrario, simplemente te vas a volver loco. Es demasiado dificil, es demasiado demandante, estamos poco preparados, tenemos mucha presión y se nos exige por todos lados. Y además, ¿no podremos ser felices, hasta conseguirlo?
Un consejo que todos hemos recibido es “tienes que ser feliz con lo que tienes hoy” y me parece que está bien. Porque si no aprendes a ser feliz en el camino, en la lucha, con lo poquito que vas avanzando cotidianamente, resulta que cuando consigues ese premio grandote (El Grand Slam) tampoco vas a ser feliz.
La felicidad es como un hábito que se practica todos los días y uno decide si lo es o no lo es. Hábitos como no darle importancia a muchas cosas tontas, ver todo lo bueno que tiene la vida, darse tiempo para disfrutar aunque eso signifique que no llegaremos rápido a la meta. Eso son apoyos para la felicidad.
Seguir estos cinco pasos, es un buen consejo:
1) No sentirme ofendido
2) Liberarme de la necesidad de ganar
3) Liberarme de la necesidad de tener razón
4) Liberarme de la necesidad de ser superior
5) Liberarme de la necesidad de tener más
Y representan un buen ejemplo también, para nuestros hijos.

Comenta acerca del comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s