Racionalizar… ¡Qué dificil!

En las últimas décadas, los economistas que estudian el comportamiento humano y los psicólogos cognitivos han descrito varias “engaños cognitivos” en los cuales hemos caído presas todos al momento de pensar y/o tomar una decisión.

Por ejemplo: mucho antes que el Concorde, el avión Jet supersónico, estuviera listo, los gobiernos fabricantes de Francia y Gran Bretaña cayeron en la cuenta de que no sería negocio. Era seguro que perderían dinero con el avión. Sin embargo, decidieron continuar con el proyecto porque ya le habían invertido “demasiado dinero como para cancelar”. 

Otro ejemplo es: Juan se hizo unos exámenes médicos cuya exactitud estaba en el rango del 80% de las veces, y salió positivo en una rarísima enfermedad. El único tratamiento conocido era muy caro. Juan se acabó sus ahorros y durante el tratamiento se descubrió que en realidad no tenía la rarísima enfermedad. Posteriormente explicaron a Juan que siendo la enfermedad tan rara, el chance de que hubiera resultado positiva era de 1 en un millón. Sin embargo, ni Juan ni su doctor lo entendieron así. 

Mary otorga dinero en donación a una asociación que se gasta más de cien mil dólares por niño para rehabilitarlo de la pobreza; con mucho menos que eso podría apoyar a otras asociaciones más efectivas y menos costosas, sin embargo, la que Mary apoya utiliza anuncios en los cuales aparece un solo niño hambriento, y nuestros cerebros responden a imágenes de individuos mucho mejor que a imagenes de grupos.

¿Cómo podemos evitar cometer estos errores? Siendo racionales. 

Hay dos tipos de racionalización:

Racionalización Epistemológica consiste en formar nuestras creencias verdaderas,  en tener el mapa mental que de una manera lo más exacta posible describa o puntualice el territorio del Mundo. Podemos medir la racionalidad epistemológica comparando las reglas de la lógica y la teoría de la probabilidad con la forma que una persona realmente practica sus creencias. Esto es, en resumen, el “no dejarse llevar”. 

Image

Racionalismo Instrumental es acerca de tomar decisiones que están bien orientadas a conseguir lo que queremos. Ya sea por mal hábito o por engaño, muchas de nuestras decisiones no están alineadas con nuestros goles. 

En resumen, racionalizar mejora nuestras decisiones tomando en cuenta qué creer, y qué hacer.

Comenta acerca del comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s