“Es difícil ser humilde cuando soy tan perfecto”, dice una canción. Yo admiro mucho a las personas humildes. Ser humilde no es resultado de ser pobre. Hay pobres que no son humildes y hay humildes que no son pobres.

a) Son personas que admiten que no son “el mejor”, que reconocen que siempre habrá alguien mejor que ellos. En el caso extraordinario de que en efecto, sean el mejor de lo mejor en determinada rama o aspecto, (el mejor guitarrista, el más rico del mundo), hay muchos otros aspectos en los cuales hay otros mejores.

b) Son personas que no juzgan a otros, y en cambio, reconocen sus propias faltas, trabajan para corregir sus propios detalles, no los de los demás.

dont judge

c) Las personas humildes son agradecidas con lo que tienen. Poco o mucho, entienden que todo lo que disfrutan no se lo han ganado ni se lo merecen, sino que más bien es una cuestión de suerte o de un Dios extremadamente generoso con ellos.

d) No tienen miedo de cometer errores. Al entender que todos cometemos errores, uno mismo y todos, se liberan de una carga enorme en sus vidas. La persona que se siente mal, miserable, enojada, consigo mismo o con el otro, por haber cometido un error, es una soberbia. Las personas humildes admiten que han cometido un error, muchos errores, y siguen con lo que viene. No se clavan en ello. Además, tienen la hermosa capacidad de reconocer cuando el otro está en lo correcto (ojo, es algo diferente a reconocer mi propia equivocación)

e) Esto sonará obvio, pero es así: las personas humildes, ¡no presumen! sus logros, sus viajes, sus amistades, sus conocimientos, ¡no presumen! No lo andan faroleando ni cacareando. Que agradable es estar con una persona así, humilde. Atención, tampoco mienten cuando se les pregunta. Eso es “falsa modestia”.

f) Las personas sencillas no son ruidosas, extravagantes, ni buscan llamar la atención. No interrumpen ni dejan en ridículo a los demás. Aún más, buscan interesarse genuinamente por lo que el otro tiene para decir. Una persona humilde valora la opinión de los demás,  igual que la suya propia.

g) Aprecian el talento de los demás. Conozco gente que piensan que solamente si lo hacen ellos, está bien. ¿No sabes delegar? Eso es soberbia y además, inseguridad. Y además, pedantería.judgy

h) No se comparan con otros. Es imposible ser humilde cuando estás duro y dale con que “voy a ser el mejor” o “voy a ser mejor que los demás”. Esas comparaciones no tienen mucho sentido. Cada persona es única, así como únicas son sus circunstancias.

i) Las personas humildes aceptan que son corregibles, e incluso se buscan un “mentor” o maestro para que los corrija. Por más que sepan de algo, siempre pueden aprender más.

j) Quien es humilde, ayuda a los demás. No se queda para sí con el conocimiento aprendido, con la experiencia ganada, sino que la comparte. Se dice que cuando alguien ha aprendido a ayudar a un semejante del que sabe no podrá obtener nada a cambio, es que ha aprendido a ser humilde.

dream-big-and-stay-humblei) Las personas humildes, van al último. Dejan que los demás pasen antes. No sienten esa urgencia de “ser el primero”

j) Siempre dicen elogios. Al contrario de estar fijándose en los defectos de los demás, toman en cuenta sus virtudes y sus buenas acciones, y les hacen un cumplido.

i) Las personas humildes se disculpan cuando cometen un error. Además, después de disculparse, los humildes no comenten otra vez el mismo error. No toman la disculpa como un permiso para volver a regarla otra vez.

j) Saben escuchar, de verdad, no solamente diciendo “ajá” y haciendo “sí” con la cabeza cada cierto tiempo. Los pesados y soberbios, solamente quieren escucharse a sí mismos hablar.

i) Cuentan con la capacidad de asombro. ¿Se imaginan algo más pesado que aquel, hastiado, que declara que “lo ha visto todo”, “lo sabe todo”?) ¡horror!Coins-always-make-sounds..-but-paper-moneys-are-always-silent.-So-when-your-value-increases-keep-yourself-silent-and-humble

Ser humilde no quiere decir que no puedo apreciar las cosas buenas que tengo o que hago. No significa que tenga baja autoestima. La diferencia es que las personas soberbias, orgullosas o arrogantes, tienen sus raíces en un profunda inseguridad en sí mismos.

Habrá quien diga, “al ser humilde, estoy saboteándome para lograr este gran anhelo de mi vida”. Al contrario. Ser humilde nos hace entender que siempre podemos aprender más y nos hace esforzarnos por aprender y mejorar un poco más todos los días. El método científico considera una gran cantidad de humildad. Requiere estar dispuesto a someter a prueba las nociones preconcebidas y que rechaces muchas de ellas como erróneas.

Vivir una vida generosa, desinteresada, es mucho mejor que vivir una vida centrada en uno mismo, egoísta.

Adaptado de: How to be humble

Comenta acerca del comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s