Un chiste de sábado por la tarde

Un hombre está sentado en la barra del bar, mirando su trago. Después de mirarlo fijamente durante media hora, sin tomar ni un sorbo, uno de los clientes asiduos del bar decide divertirse con él. Agarra la copa y se toma el trago de un golpe.

El hombre comienza a llorar.

“No es para tanto”, le dice el cliente asiduo; “era una broma. Ahora te compro otro”

drink“No es tan secillo”, llora el hombre. “Este día ha sido el peor de mi vida. Primero, me quedé dormido y llegué tarde al trabajo. Mi jefe me despide y cuando salgo de la oficina, veo que me han robado mi automóvil. Me voy en taxi a la casa, y olvido mi maleta en el asiento con mi cartera y mi último dinero. Cuando llego a la casa, encuentro a mi mujer en la cama con el jardinero. Después de todo eso, vengo al bar, y cuando finalmente me decido a terminarlo todo, llegas tú, ¡y te tomas mi veneno!”

Comenta acerca del comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s