Donald Trump y yo

La primera vez que supe de la existencia de Donald J Trump fue allá en los años ochentas, en la revista Hola!.

Hola! es de esas revistas que nadie admite que compra pero que todo el mundo lee. En esos años, 80, Hola! mostraba largos reportajes de personas que yo no había nunca sabido nada: Harald de Suecia, Kyril de Bulgaria, María Eugenia Martínez de Irujo, Cayetana Fitz James Duquesa de Alba.

No todo era acerca de desconocidos, también, leí en esa revista de otras muchas que sí me eran sus nombres familiares, por ejemplo, los Raineiro de Mónaco, los Windsor del Reino Unido o los Borbón de España.

Leyendo el Hola! supe que la “tonadillera” Isabel Pantoja se había casado con Francisco Rivera POR LA IGLESIA a pesar de que él anteriormente ya habia contraido nupcias con Carmen Ordoñez POR LA IGLESIA, todo el show para que unos pocos meses despúes el pobre Paco Rivera sufriese una cogida tal, pero tremenda cogida, con graves, fuertes consecuencias tuvo la cogida aquella que sufrió el pobre Paco.

Había dos personas que aparecían constantemente en el Hola! y que me caían profundamente mal: Donald Trump e Isabel Preysler. Del primero, me parecía una falta de seriedad y de profesionalismo, que se estuviera exhibiendo en el Hola!, sus casas, sus fiestas, su esposa Ivanka con sus peinados extravagantes y sus vestidos de grandes hombreras… en mi definición de hombre de negocios, no “pegaba” que estuviera “faroleando” sus millones. Eso es algo -pensaba yo- que Warren Buffet o Lee Iacocca nunca harían!

Acerca de Isabel Preysler, la exposición que le daban en el Hola era abrumadora. Practicamente cada semana salía un reportaje de ella. Me daba muchísimo coraje, pues, ¿qué había hecho esta mujer oriental, medianamente bonita, más que estuvo casada con Julio Iglesias? Nada! No había hecho Nada! no merecía estar en el Hola cada semana y menos recibir tratamiento de realeza.

Han pasado los años, y hoy por hoy, uno es presidente de EUA y la otra es pareja estable a punto de casarse con la gloria de la literatura y premio Nóbel Mario Vargas Llosa. Mi conclusión es que, si yo te odiaba en los ochentas, hay un buen chance de que ahora te esté llendo a todísima madre.

Acerca de Donald J Trump, pasaron los años y dejé de leer el Hola! y dejé de saber de él. Gracias a Dios, ya que el hombre me caía realmente mal. Hasta que, en algún momento del 2015, supe yo y supo todo el mundo que quería ser candidato del partido republicano para ser presidente de Estados Unidos de América.

Todos nos reímos. Hay un video de Stephen Colbert que muestra claramente mi sentir, lo pueden ver aquí.

Total, que lo que ya sabemos, Trump gana la presidencia. Como no esperaba ganar, no tenía un plan real de trabajo, así que se busca el plan de otra persona y encuentra el de Steve Bannon. La propuesta de Bannon se puede leer aquí.

Steve Bannon es el verdadero poder tras el trono, la eminencia gris, el Córdoba Montoya de Donald Trump. Bannon tiene toda la intención de construir el muro.  En su sitio web, llamado Breitbart News, ha comentado alianzas de miembros de la clase política mexicana con el narco, como se puede leer aquí.

Veremos que pasa.

Comenta acerca del comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s