Making a Murderer — Oh my !

Acabo de ver “Making a Murderer“. Vi los diez capítulos de poco en poco porque simplemente no me daba el ánimo ni el estómago para echarme una sesión de “binge watching” con esta serie tan espeluznante que es un caso de la vida real.

La serie de diez capítulos se estrenó en diciembre de 2015 y recuerdo el “ruido” que generó en aquel entonces, prometí a mi misma verlo en cuanto me fuera posible. Estuve atrasando mi decisión haciéndome la occisa conmigo misma porque una parte de mi no quería animarse a verla. Finalmente me armé de valor, y vaya que me costó trabajo ver cada capítulo.

A continuación, voy a poner lo que opino y después un breve resumen de la serie. Advertiré cuando debe uno dejar de leer por si la ha visto, sería un milagro, toda vez que hace más de dos años que se hizo pública.

MI OPINIÓN ACERCA DE “MAKING A MURDERER”

Estoy de acuerdo con quienes opinan que la serie definitivamente apoya al “supuesto asesino”, y al equipo legal de defensa; me pareció subjetiva en ese aspecto. Leí que habían pruebas y evidencias en contra de Steven Avery que el documental no muestra (aquí se describen algunas) y que de haberlo mostrado, no nos hubiera parecido tan escandaloso que lo declaren culpable.

Me da mucha pena la forma en la que tratan a la muchacha que falleció, es simplemente un motivo para el documental; siento que la cosifican un poco no dándole la importancia que se merece a su pérdida.

El pesar más profundo lo sentí con la condena del muchachito Brendan Dassey; en este caso, estuvo más que descarado la forma en la que lo interrogaron; fue todo una trampa para que se incrimine él mismo. Incluso sus mismos abogados pensaban que era culpable y para ellos conseguirle 20 años preso significaba una gran victoria. Este muchachito es inocente y es un error que esté en la cárcel, para mi no hay ni la menor duda. Me hizo pensar mucho en que algunos jóvenes en ese país y también el nuestro pasan la vida viendo vídeos, viendo tele o jugando video juegos y son demasiado añiñados, infantiles, no saben casi ni escribir ni hablar ni mucho menos entender lo que se les está diciendo. Fue una pena horrible para mi ver la situación del muchacho Brendan Dassey

Después de que salió a la luz el documental, hubieron diversas peticiones y movimientos para liberar a ambos; cosa que no sucedió, ya que el sistema judicial de EUA no funciona así. De tal forma que hasta el sol de hoy, abril del 2018 ambos siguen presos.

A PARTIR DE AQUÍ, NO LEAS SI NO HAS VISTO EL DOCUMENTAL. 

En un pueblito chiquitito de Wisconsin, condenan falsamente a Steven Avery de haber intentado matar y haber violado a una mujer del pueblo. 18 años preso por un delito que no cometió, gracias a nuevas pruebas de ADN se demuestra su inocencia y se demuestra también la culpabilidad de otra persona. A Steven Avery le dicen “oooppppsss” y lo mandan a su casa.

Un par de años después Mr. Avery demanda a la corte de justicia, detectives, sheriff, del pueblito por una cantidad enorme de dinero, más de 30 millones de dólares, como recompensa por haber pasado 18 años encerrado por un crimen que no cometió.

En esas andaba cuando desaparece una chica de nombre Teresa, que había estado la última vez que supieron de ella en su negocio familiar -el de Steven Avery- a tomar unas fotos.

En dos patadas, aparecen pruebas y evidencias que apuntan, una tras otra a Mr. Avery, y durante la mayoría de los diez capítulos vemos cómo o de qué manera esas evidencias pudieron haber sido “sembradas” o fabricadas para incriminarlo y de esta forma, evitarse el pago de los millones de dólares que había pedido como parte de su demanda; demanda que muy posiblemente hubiera ganado.

Para incriminarlo más claramente, involucran a su sobrino de 16, hijo de su hermana, de nombre Brendan Dassey, siendo éste un muchacho con dificultades de aprendizaje y adicto a los videojuegos. Brendan rápidamente cae víctima del juego y “confiesa” de haber torturado, violado y asesinado a Teresa, amén de haber desmembrado y quemado su cuerpo junto a su tío Steven.

Image result for making a murderer

Viene el juicio y es una tortura ver el dolor de ambas mamás, de los familiares de TODOS -por supuesto de la chica Teresa también-; es una tortura ver al fiscal, usando recursos que parecen no muy legales para incriminarlos.  Metidos todo el tiempo hasta la cocina están los periodistas, que parece que apoyan a la defensa.

Finalmente, vemos las escenas en la que declaran culpables a ambos, uno primero y el otro después, y vemos un capítulo final donde están ellos luchando por su libertad de una u otra forma. El documental tiene reverberaciones hasta la fecha, por ejemplo hoy mismo el abogado de la defensa dio una charla en una universidad de leyes en Utah de la cual se puede leer aquí.

Making a Murderer está muy interesante, es dificil de ver. Fue nominada o ganó muchos premios. Generó mayor conciencia en el público estadounidense acerca de algunos procedimientos legales, al menos eso dijeron en una entrevista los abogados de la defensa. Finalizo mis comentarios destacando la maravillosa la música de Gustavo Alfredo Santaolalla

Comenta acerca del comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s