Amo la Coca-Cola

Según la doctora, yo tengo la presión más baja del mundo. Mi presión es como la tela, 80 / 20 (o será 80 / 120?). Esto no me ocasiona más problemas que ser una dormilona, que para mi es una ventaja; tener frío casi todo el tiempo, otra ventaja; y de vez en cuando siento que me voy a desmayar. Pero, esto último, me pasa una vez cada cuatro o cinco años, muy poquito.

Cuando me siento que me voy a desmayar, la solución es deliciosa: una fría Coca-Cola, me la tomo y de inmediato siento como la vida y los colores vuelven a mi. Me renueva y estoy completamente lista para lo que sigue.

Cuando yo era niña en mi casa donde crecí no había mucha Coca-Cola. Recuerdo vagamente que de vez en cuando llegaba el camión y dejaba una caja o huacal con 24 botellas de Coca-Cola. Pero eso era rare ocurrance. A principios de los años 70s salió al mercado la “Coca Familiar” y cuando habían cumpleaños o navidades, compraban una de esa y tomábamos un vasito de Coca.

¿Resultado? De alguna forma crecí asociando la Coca-Cola con felicidad. Ya que solamente la tomaba en momentos felices, reuniones, fiestas, pastel de cumpleaños. Ahora ya de adulta, nada mejor que un vasito de Coca con sus hielitos cuando el calor está por los 40 grados y una siente que ya está a punto de entregar su alma al creador. Tomar una Coca reanima, recupera, llega la felicidad a nuestra alma y podemos seguir adelante.

La dinámica industria de la construcción del estado de Yucatán, no sería lo mismo, sin la Coca-Cola, estoy segura. ¿Que otra forma tendrían los trabajadores de la construcción para seguir bajo el sol ardiendo, si no pudieran reanimarse y refrescarse con una deliciosa Coca?

Yo no tomo alcohol desde el 2012, y cuando tomaba, generalmente me gustaba la cerveza. Rara vez tomé cubas libres, o uno que se llama París de noche que es brandy con Coca-Cola. No quiero ni pensar que hubiera sido de esas bebidas, preparadas con otros refrescos de cola de otra marca. Guácala.

¿Dolor de estómago? Desde niña me daban Coca-Cola con limón y quedaba como nueva. ¿gases estomacales? mismo remedio, funciona like a charm.

Voy al cine, bueno cuando no hay contingencia ni pandemias, me encantan ir al cine, pedir mis palomitas y mi Coca-Colota. No voy a Cines que no manejen productos de esta marca. No me interesa. La experiencia del cine no es la misma si no me tomo mi Coca-Cola, con poco hielo pero bien fría.

Claro que no faltará quien me diga que yo trabajo en la empresa que es embotelladora de Coca-Cola, soy feliz empleada de Bepensa desde hace diez años. Pero no, no es por eso. Amo la Coca-Cola desde que soy niña, y moriré amándola. En mi velorio, Coca-Cola para todos por favor.

Comenta acerca del comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s