Archivo de la categoría: Economía

¡Qué bueno que no soy rica!

Hoy al medio día, por ahí de las tres de la tarde, llevé a mis hijos a una tienda que se encuentra en la colonia México, contra-esquina del restaurante “la Carreta”. En este lugar, venden aviones para armar, de todo tipo y de todos precios, entre otras curiosidades.

Entraron ellos a la tienda y me quedé afuera esperando. Se acerca a la ventana de mi vehículo un viejito que venía cargando dos cubetas, y una especie de morral hecho de algo parecido a la rafia. En las cubetas traía panes, buñuelos, otros dulces, no me fijé mucho en cuales. Me dice, “traigo de Muna estos panes para vender, señito, no me compra uno?

“Claro que sí”, le dije, “me da un pan de elote por favor. ¿Cuánto es?” “$22.00 pesos” Se los pagué, me dio mi pan y se alejó, cargando sus cubetas y su saco de rafia.

El mismo pan, muerto de risa, hubiera costado, qué sera… ¿$80? ¿$100? en cualquier panadería. Me dio mucha tristeza ver que el pobre viejito mal vende su trabajo. Los 22 pesos que pagué por el pan, no le van a alcanzar ni para su pasaje a Muna. A veces, parece que estos artesanos no saben sacar sus cuentas, piensan que si le ponen un precio justo, que cubra los gastos y contemple una ganancia, nadie se los va a comprar.

Simultáneamente a la tristeza que me provocó, todo el asunto, sentí gran alivio porque yo no estoy tan desfasada del viejito panadero que viene de Muna. Yo también trabajo mucho, vivimos tranquilos, sin excesos, cuidamos el dinero, tratamos de ahorrar para los días difíciles, y no nos interesan tanto las cosas materiales. (ojo: dije “tanto”).

old clipart

Tengo amigos y algunos parientes que tienen, ellos sí, mucho dinero. Cada quien sabe lo que hace con su dinero, y yo, viéndolo desde afuera, puedo apreciar que algunos son muy generosos con lo que tienen; algunos otros de plano están dedicados al servicio de los más pobres y enfermos; pero algunos otros, solamente piensan en sí mismos y lo que aportan para los que están en desventaja es muy poquito comparado con lo que invierten en sí mismos.

Claro que, esta es una apreciación desde fuera, y muy posiblemente estoy muy equivocada y ellos son los que más aportan a los necesitados; y además con el “plus” del secreto, la discrección, que lo hace más valioso aún.

Estoy segura de que así es.

Qué tomamos en cuenta para una decisión

Las personas toman sus decisiones basadas en el contexto.

Por ejemplo. A la hora de comprar un café, la mayoría elige el tamaño “mediano”. Si les preguntas porqué, te van a decir que porque el grande tiene mucho y el chico tiene poco. El mediano es perfecto para mi.

Si quitamos el vaso grande, y ponemos uno más pequeño, de tal forma que el que antes era mediano quede como el más grande, y el que antes era más chico quede ahora como mediano. Les preguntas porqué eligen el “mediano”, (formerly known como as the smallest) su respuesta será: Por que el grande tiene mucho, el chico tiene poco, el mediano es perfecto para mi.

No saben cuantos mililitros trae. Ni les importa. Se basan en experiencias pasadas, en lo que hacen los demás, en lo que su contexto les indica, y deciden por el mediano.

descarga

En una gasolinera había tres precios de gasolina: la gente elegía el tipo de gasolina con el precio medio. Cuando pusieron una cuarta opción, más cara, la gente comenzó a elegir la que antes era más cara, que ahora se había convertido en la de precio mediano. Los vendedores de gasolina, basándose en economía del comportamiento, querían exactamente eso: que compren la “más cara ahora convertida en la de precio medio” Es que somos tan predecibles, los seres humanos.

Así que, el contexto juega un gran rol en la toma de decisiones.

Drogas en Mérida

Como mamá de dos varones pre adolescentes, me preocupa esto de las drogas aquí en la ciudad donde vivimos.

De acuerdo al Central Intelligence Agency, CIA, México es…

Un país productor y de tránsito de drogas importante, el segundo productor mundial de semilla de opio; una producción potencial de 50 toneladas métricas de heroína pura; el cultivo de la marihuana ha crecido 45% en los últimos años, en 2009 se utilizaron 17,500 hectáreas con este propósito.  Se estima que el 95% de la cocaína que se traslada de Sudamérica a EUA pasa por México. El país es productor y distribuidor de “extasy”; es un centro significativo de lavado de dinero; es un proveedor de heroína mayor y el mayor proveedor extranjero de mariguana y metanfetamina en el mercado de EUA.

Para ver el “World Factbook” de la CIA click aquí

aaadrogas

Me queda claro que el negocio de las drogas aquí en nuestro país es alarmante. Pero en Mérida, ¿dónde está?

Si uno busca “drugs on Yucatán” en Google aparecen varios artículos de periódicos importantes, como el New York Times  o el Washington Post,  diciendo exactamente lo contrario; esto es, que en Mérida no hay drogas y que aquí es un paraíso.

Sin discutir la parte del paraíso, que es enteramente correcta, me parece un poco demasiado optimista, decir que aquí en Mérida no hay tráfico o consumo de drogas y que mis hijos podrán pastorearse libremente durante su adolescencia sin que haya riesgo alguno de que se las ofrezcan.

Entiendo que la parte que me corresponde a mi es la parte de enseñarles a responder “NO”, a mantenerse limpios, sin embargo quiero extremar precauciones y también cuidar en lo posible la contraparte, es decir, que les ofrezcan las sustancias o que alguno de sus amiguitos caiga en el problema, haciéndolo accesible y/o atractivo para ellos dos.

aaasmoking

La Encuesta Nacional de Adicciones 2011, reporta estos datos:

El mayor incremento proporcional de consumo de mariguana y cocaína se reflejó en la región sur, especialmente por los índices encontrados en Quintana Roo

En cuanto a la edad de inicio del consumo de drogas, el promedio es de 18.8 años en promedio, los hombres se inician casi dos años antes que las mujeres.

Por tipo de droga, la mariguana es la droga que más se consume en todas las regiones y en segundo lugar
está la cocaína. Un dato que llama la atención es que en la región Sur (0.6%) el consumo de cocaína está ligeramente arriba de la región Centro (0.2%).

Motivos para iniciarse en el consumo: en los hombres se encuentra que el haber estado expuesto a
drogas (que se la hayan ofrecido regalada o comprada), que ya no esté estudiando, que su percepción de
riesgo sobre el consumo de drogas sea bajo, o que haya tolerancia ante el consumo de drogas de su mejor
amigo.

Los hombres siguen teniendo las cifras más altas de consumo, por cada mujer que reportó consumo de
cualquier droga hay 4.2 hombres que lo reportaron. La droga de preferencia en hombres y mujeres sigue siendo la mariguana, en los hombres la cocaína ocupa el segundo lugar y en las mujeres el consumo de cocaína muestra cifras similares a las reportadas para estimulantes tipo anfetamínico, droga que en los hombres ocupa el tercer lugar en la preferencia de consumo.

La Región Sur (Campeche, Quintana Roo, Chiapas, Tabasco, Yucatán) (0.6%), tiene las prevalencias más bajas, menos de la mitad de la media nacional (1.5%).

aaaaamariguana

Mi experiencia personal

Personalmente, he vivido en Mérida la mayor parte de mi vida, 38 de mis 43 años los he pasado aquí. Lo que puedo comentar del tema, es lo siguiente:

Conozco algunas personas de la generación anterior (cuya fecha de nacimiento es la década de los 60) que tuvieron problemas fuertes de adicciones o incluso murieron por ello; y conozco algunas que han probado la mariguana ocasionalmente, como por “curiosidad”.

De las personas que conozco de edades similares o menores a la mía, ninguna me ha confesado que consume o ha consumido, mucho menos adicción a las drogas.

Nunca me han ofrecido y nunca he consumido droga. Nunca he visto a nadie consumiendo.

Puedo decir sin temor a equivocarme, que se habla más “libremente” de la mariguana, en personas de mi edad y mayores; es decir, algo que antes nunca se comentaba, ahora se menciona en conversaciones con mayor frecuencia y como si fuera lo más normal del mundo.

En nuestra ciudad y estado, pienso que el peor problema se encuentra, definitivamente, en el consumo inmoderado de alcohol.

aaaaaacalavera

El Dilema del Prisionero

El dilema del prisionero es un problema fundamental de la teoría de juegos que muestra que dos personas pueden no cooperar incluso si en ello va el interés de ambas.

Fulano y Zutano han sido detenidos por robo, y colocados en celdas de aislamiento distintos. Ambos están mucho más interesados en su libertad personal que por el bienestar de su cómplice. Un fiscal inteligente hace la siguiente oferta para cada uno. “Usted puede elegir a confesar o permanecer en silencio. Si usted confiesa y su cómplice calla voy a retirar todos los cargos en su contra y utilizar su testimonio para asegurar que su cómplice recibe un larga condena. Del mismo modo, si su cómplice confiesa mientras Ud, permanece en silencio, va a ir libre mientras que usted sufre la condena. Si ambos confiesan tengo dos condenas, pero me encargaré de que ambos obtienen la libertad condicional anticipada. Si ambos permanecen en silencio, voy a tener que conformarse con penas simbólicas sobre cargos de posesión de armas de fuego. Si quiere confesar, debe dejar una nota con el carcelero antes de mi regreso mañana por la mañana “.
Un grupo cuyos miembros persiguen el interés propio por encima de todo puede terminar peor que un grupo cuyos miembros actúan en contra de su propio interés personal. En términos más generales, si los pagos no se supone que representan el interés propio, un grupo cuyos objetivos personales son perseguir cualquier meta puede satisfacer todas éstas con menos éxito que si no hubieran perseguido racionalmente sus objetivos de forma individual. Una visión estrecha en relación al juego del dilema del prisionero y sus múltiples jugadores son similres  situaciones familiares en las que es difícil de conseguir agentes racionales y egoístas en lugar de cooperar para el bien común.

11dilema

Gran parte de la literatura contemporánea se ha centrado en la identificación de las condiciones bajo las cuales los jugadores estarían o deberían hacer el movimiento “cooperando” que corresponde a permanecer en silencio.

Una interpretación ligeramente diferente toma el juego para representar una elección entre el comportamiento egoísta y el altruismo socialmente deseable.

Beneficiando a uno mismo no siempre es malo, por supuesto, y beneficiar a los demás a expensas de uno mismo no siempre es moralmente obligatorio, sin embargo, en el Dilema del Prisionero  ambos jugadores prefieren el resultado con los altruistas en lugar de los movimientos egoístas.

Esta observación ha llevado a David Gauthier y otros a tomar el dilema del prisionero como ejemplo para decir algo importante sobre la naturaleza de la moralidad.