Archivo de la etiqueta: Allende

Allende en su laberinto

Mi esposo, chileno, insistió en querer ver esta película “Allende en su laberinto”, del director Miguel Littín, realizada en el 2015; así que ayer la vimos. Para complementar un poco acerca del tema vi varios documentales de la situación ocurrida el 11 de septiembre de 1973. Este cúmulo de información me hizo pensar de nuevo en lo confuso que es todo esto.

HABLANDO DE LA SITUACIÓN. El Dr Allende había llegado a Presidente de la República  vía elecciones. En esos años y desde que Marx escribió su libro, se pensaba que la única forma de tener un gobierno de izquierda o comunista era por la senda violenta, de la revolución socialista. Pues este hombre gana las elecciones por un reducido margen de ventaja vs los otros dos candidatos. Toma posesión y hace lo que dicen los libros de doctrina izquierdista: nacionaliza las empresas e industrias y fábricas, sube los salarios, congela los precios y gracias a todo eso vienen la escasez y los problemas. Todo el país se convierte en un caos, nada sale como se supone que debía de salir. Los tres sectores del ejército: fuerza áerea, marina y los carabineros deciden echarlo para afuera y ocupar ellos el gobierno. Quien se queda con el liderazgo, al parecer un poco sin quererlo de verdad, es Augusto Pinochet.

La película nos presenta esas últimas horas de Allende en el hermoso y grande palacio de La Moneda, la sede del gobierno presidencial chileno. Es una película de esas que se filman completamente en interiores, como “Downfall” que transcurre en el Bunker donde estaban Hitler y Goering, y otra de esas películas es “Rojo Amanecer” acerca de la matanza del 68 en Tlatelolco. Estas películas de interiores si están bien hechas logran que uno se sienta sofocado, deseando con toda su alma salir o asomarse al exterior creyendo que si logra salir pasará “algo” sin saber muy bien qué es ese “algo”

Lo que se presenta en esta película “Allende en su laberinto” está bastante bien apegado a lo que sucedió en la vida real, según los documentales que vi. Allende piensa que Pinochet es fiel, se entera por la radio de que lo ha traicionado. Da un último discurso a través de la única estación de radio que no ha sido tomada por los militares. Promete que no dejará la presidencia a menos que muera. La fuerza aérea  bombardea “La Moneda”, Allende se pone un casco y anda con un rifle, mientras defienden La Moneda como pueden, es inútil. Allende pide a su guardia personal y doctores (que estaban defendiendo el palacio junto con él) que salgan con una bandera blanca. Mientras salen, Allende se pone el rifle entre las rodillas apuntando a sí mismo, con el fusil dirigido a la barbilla y jala el gatillo. Cumplió lo prometido.

Image result for allende muerto

Pinochet tomaría el poder y, según lo que escuché y vi, fue sorpresa para todos que se convirtiera en el dictador sumamente sanguinario y cruel que llegó a ser. Hay quien habla de cien mil muertos, muchos miles desaparecidos o víctimas de tortura, encarcelados, golpeados. Quienes habían simpatizado con Allende o con el comunismo o socialismo, los llevaban, o al estadio de fútbol que habían convertido en una especie de cárcel o centro de tortura gigante  o a los diversos campos de concentración que fueron estableciendo a lo largo (en esta caso laaargooo) del país.

Aquí es donde viene la reflexión, saliendo un poco de la película y pensando en los acontecimientos. Yo soy pro capitalismo, creo en la libre empresa, creo que las ganancias deben ser del que pone los medios de producción, creo en las otras libertades, de movimiento, de asociación, de culto etc. No creo que una economía estatizada o socialista funcione y tampoco creo que la superestructura de los países socialistas sirva para una sociedad bien establecida.

Image result for allende muerto

Pero tampoco me gustan los asesinatos y las torturas y en Chile el dictador que logró un crecimiento económico y una estabilidad económica fue un tremendo asesino y torturador y eso, nomás no está bien, no me parece justo. Lo digo porque hay personas que defienden a Pinochet defienden matanzas y sus métodos, los justifican citando el progreso económico y citando lo complicado que se puso la vida con Allende y las “filas” (no sé porqué, mencionan mucho las “filas” que había que hacer para el pan y para conseguir cosas, como si fuera lo peor del mundo hacer fila).

Me dirán, me dicen: los comunistas también mataron mucha gente, por ejemplo en la Unión Soviética se habla de cien millones de muertos, en China otros muchos millones… pues ellos, ¡también están mal! ¡muy mal! ¡no se vale justificarse haciendo lo mismo que me parece mal del otro!

Ya sé que mi postura es muy simplista, que las cosas tienen otros matices, que son mucho más complicadas, entiendo que no soy experta ni lejanamente del tema. Con todo y mi inexperiencia y mi ignorancia, algo que sí estoy segura de que estoy en lo correcto, es que matar al prójimo, sea un feto con un día de gestación o sea el ser humano más despreciable de la historia, nunca se justifica, nunca podemos decir que “está bien”.

VOLVIENDO A LA PELÍCULA es interesante, con buena base histórica y muy buena actuación de Daniel Muñoz. Vale la pena verla, sobre todo si representa una invitación para ahondar un poco más en el tema.

Aquí hay algunos documentales para saber más: “La caída de un presidente“, “CIA, Allende y Chile“, “Quién disparó a Salvador Allende