Archivo de la etiqueta: amor

Protegido: Queso de bola y queso de lata

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Tres días de gratitud

Durante julio, no trabajaré los viernes. Ya van dos viernes. Está terminando el segundo bloque de tres días. Y quiero agradecer todo lo vivido y experimentado en estos tres días:

Los momentos que disfruté con mi familia, con mis hijos, con mi esposo, con mis amigas, con las personas que he conocido a través de las redes sociales.

La luna maravillosa, espectacular, sensacional fue la palabra que utilicé con mis hijos. La gran enorme gigante luna redonda redonda que nos abrazaba, iluminando con plata mi casa y las otras casas.

La solidaridad de los vecinos ante el grafiti y la necesidad de cerrar el muro.

Las puestas de sol, las mañanas y los atardeceres, las noches llenas de estrellas y las tardes nubladas. Amo las tardes nubladas!

La final del mundial, un día que he vivido una vez cada cuatro años y de pasada aprovecho dar Gracias a Dios por darme vida cuatro años más.

El internet, la posibilidad que me otorga de aprender un poco más cada día y agradezco la bendición de que soy de esas personas que disfrutan el aprendizaje. La película que vi “La caída” que me hace valorar y agradecer que vivimos en un país de paz.

El trabajo relacionado con comunicación que estoy llevando a cabo, agradezco la posibilidad que me brinda Dios de practicar mi carrera más que nunca en mi vida profesional.

Agradezco que tenemos la posibilidad de comprar los útiles y los libros, que podemos darles a nuestros hijos educación de calidad, que ellos están aprovechando muy bien, con entusiasmo. Agradezco todas y cada una de las cosas que podemos comprar y pagar. Agradezco que tengamos empleo en un país y en una economía donde no todo el mundo tiene.

Agradezco las cosas que compramos el sábado, la ropa para mis hijos y las pulseritas para mi. Agradezco la oportunidad que nos brinda Dios de practicar el ahorro, la disciplina financiera, la confianza en el otro y en uno mismo. Agradezco que no me quiero aferrar a la idea de la seguridad, si no que entiendo, que lo único seguro es precisamente el cambio.

Gracias Dios mio, muchas muchas gracias por todo. Ahora, dime por favor, ¿qué quieres de mi? ¿Qué puedo hacer por ti?

10 Curiosidades acerca de Yucatán

1. Aparentemente, la historia del nombre es correcta. Hernán Cortés, cuya inteligencia le indicó que estos seres humanos, que vino a encontrar después de meses de haber salido de España,  seguramente hablaban castellano, preguntaba y preguntaba “¿Dónde estamos?” o “¿Cómo se llama este lugar?” y los locales le contestaban: “No te entendemos” “No te entiendo”, cuyo sonido era parecido a “Yucatán”. Era 1519.

Maya_map

2. Durante los últimos 150 años a la actualidad, la economía del Estado se ha determinado en su mayoría por tres sucesos: La guerra de castas, el auge henequenero, y el turismo.

3. La Guerra de Castas de 1847  fue una rebelión de los indígenas mayas en contra de los descendientes de españoles que habían impuesto una organización social que los favorecía. Al finalizar la Guerra, los indígenas controlaron la parte sureste de la península, donde implementaron un sistema de cultivo tradicional; mientras que en la parte controlada por los descendientes de españoles, se fomentaron actividades de tipo comercial o mercadeo.

450px-Guerra_de_Castas

4. Toda la Península consiste en la porción visible o expuesta de la Plataforma de Yucatán

5. Hace 65 millones de años un meteorito cayó en la zona de Chixchulub y  una de las consecuencias de este impacto fue la desaparición de la vida que habitaba el planeta Tierra. El “anillo de Cenotes” es una evidencia que trata comprobar esta teoría.

cenote-ring

6. La palabra “Cenote” viene del maya dzonot que quiere decir “pozo“, es el resultado del colapsamiento de la superficie caliza que expone el agua subterránea. El agua de los Cenotes es muy clara, es agua de lluvia que se va filtrando lentamente por la superficie.

7. Yucatán se encuentra dentro del “Cinturón de Huracanes del Atlántico”; por otra parte, fuertes tormentas llamadas “Nortes” se forman con rapidez en cualquier época de año, Aunque pueden llegar a tener fuertes vientos y pesadas lluvias, finalizan en poco tiempo, una hora, y no dejan daños.

8. Los glifos mayas, tienen en su estructura cierta semejanza con el japonés.

9. Fray Diego de Landa era un sacerdote franciscano que simpatizaba con los mayas y los defendía de los españoles; sin embargo, siendo un devoto católico sentía aborrecimiento por los ídolos y otros objetos de culto, por lo que ordenó la quema de cientos de estas imágenes, estatuas, esculturas, códices, dibujos. Solamente sobreviven tres códices: el de Dresde, el de Madrid y el de París.

Dresden
Códice de Dresde

10. La numeración maya, vigesimal, claramente está relacionada con cinco dedos en manos y pies = 20 dedos. Solamente tiene tres representaciones; el punto, la raya, que podrían ser una piedrita y un palito que utilizaban para sacar cuentas; y sorpresivamente, el cero, que representaban con una conchita.

Maya_num

El amor durante nuestras vidas

A lo largo de nuestras vidas sentimos diferentes tipos de amor:

Niñez. Amamos a nuestros papás, maestros, y los que están ahí para proveernos de seguridad, alimento, diversión, juguetes. El amor es una especie de moneda de agradecimiento por las cosas y los afectos que nos dan. No es desinteresado. Al contrario, solamente busca obtener algo a cambio.

Adolescencia. Comenzamos a ver a los que son de nuestra edad. Damos amor y queremos amor a cambio. Nos llaman la atención algunos chamacos de la misma edad que nosotros porque al verlos nos parecen perfectos, cuando hablan nos parecen perfectos, cuando se sientan en su mesabanco y escriben su tarea perfecta nos parecen perfectos. Queremos que nos quieran. Queremos que nos abracen. Sentimos desesperación porque no lo obtenemos inmediatamente. ¿Porqué no me ama, si yo lo amo? ¿Porqué prefiere estar con esa otra niña? ¿Ella es más bonita que yo, más simpática? (todavía no entra la pregunta ¿tiene más dinero?) ¿Qué hacer, Dios mio, qué hacer?

Juventud. Comienzo a ver el amor como lo que verdaderamente es: un camino para formar una familia. Cuando comienzo a pensar en la familia es cuando realmente busco y encuentro algo real. No solamente emociones, sino solidez y realidad.

Amor a los hijos. Aquí aprendo a amar sin esperar nada a cambio por primera vez en mi vida. Entiendo lo que es amar porque eres, no porque me puedes dar algo en devolución. Comprendo que amar es algo continuo, no se detiene ni por un segundo, y el resultado vale verdaderamente mucho la pena. Guardadas las debidas proporciones, aquí incluyo el amor a los animales.

True love is like ghosts, which everybody talks about and few have seen. François de La Rochefoucauld

Amor a las personas que no te tocan de nada. Paralelamente a todos esos amores, a la familia, a la pareja y a los hijos, hay amores que quienes lo reciben, ese amor, no nos tocan de nada, a veces ni los conocemos. Por ejemplo, algún artista, algún equipo deportivo, alguna persona que admiro. Es amor muy emocional y muy recomendable, porque aunque sí esperamos mucho de quien amamos, finalmente sabemos que no pasa nada si el equipo pierde o si el artista se casa con otra: No pasa nada.

Amor a lo que hacemos. Este amor es práctico. Se trata de cultivar acciones que tengan una respuesta positiva hacia nosotros, aumentando nuestra autoestima, generando éxito personal. Aumenta el amor cuando hacemos mejor nuestro trabajo.

Amor al país, a la naturaleza. Pues es donde hemos nacido, crecido y donde están nuestras familias de origen y nucleares. Los amamos de forma interesada porque queremos obtener algo a cambio, sin embargo se siente feo y doloroso cuando vemos otros seres humanos de nuestro mismo país o de nuestro mismo mundo sufriendo.

A coward is incapable of exhibiting love; it is the prerogative of the brave. Mahatma Gandhi

Amor a Dios. El amor a Dios es una mezcla de todos los amores, porque en determinados momentos puede ser completamente interesado; puede ser amor arrepentido por haberlo lastimado con nuestro comportamiento. Es a veces intenso, a veces relajado. A veces desconfiado, a veces reclamando. Es ciertamente el amor que siempre recibimos, de forma paciente, eterna y sin medida.

Love is the beauty of the soul. Saint Augustine