Archivo de la etiqueta: autoayuda

Estados inmaduros no recomendables en la vida adulta

“The road less traveled” es un libro publicado en 1978. Tiene partes valiosas y otras no tanto. Me gusta que no intenta poner “fácil” el camino hacia la felicidad. Encontré en el libro una lista de comportamientos que debemos evitar como la plaga si queremos ser felices.

  1. Debemos evitar el afán en vivir como cuando éramos niños y no tenemos demadas externas que responder. No teníamos que pagar cuentas ni cumplir objetivos ni ser disciplinados. Podíamos hacer lo que queríamos. Esa etapa dura muy poquito, y si te aferras a ese comportamiento en tu vida adulta es imposible que seas feliz.the-road-less-traveled-by-m-scott-peck
  2. Debemos evitar la fantasía de la omnipotencia, esa sensación de que todo lo puedes y nada es imposible. Obviamente es falso. Nadie todo lo puede y para todos hay imposibles. Sin embargo, hay adultos que ciegamente creen que “no hay imposibles” y emprenden luchas que de inicio estaban perdidas.
  3. Debemos evitar el deseo de poseer totalmente a nuestros papás o a otra persona. Cuando somos muy pequeños estamos seguros de que mamá o papá, tal vez más mamá que papá, nos pertenecen y deben hacer nuestra santa voluntad. De mayores asumimos que la pareja o los hijos o algunos amigos cercanos también. Esto es un error que trae mucho dolor.
  4. Debemos evitar las imagenes distorsionadas de nuestros papás. Muy pequeños pensábamos que eran todo poderosos, que resolvían todos los problemas, que nunca se equivocan. Eran como dioses. De nuevo, adjudicamos a diversas personas en nuestra vida adulta esas características, por ejemplo al jefe o a la pareja. La realidad es que no son dioses, son personas, como todos, llenas de errores.
  5. Debemos evitar insistir en conservar la agilidad de la juventud más allá de cierta edad. Debemos evitar pensar que tenemos la misma salud en la edad adulta. Aferrarse a la juventud es garantía de infelicidad. Por más ejercicio que hagas y por más sano que comas y por más libre de stress que vivas, no es lo mismo tener 20 que 40. Lo mismo para quienes piensan que se ven tan atractivos ahora como cuando estaban en sus veintes.
  6. Debemos evitar cualquier forma de poder temporal. Teníamos poder sobre nuestros papás o cuidadores porque pegábamos de gritos y nos resolvían el problema. Eso se acabó hace tantos años. El poder o la autoridad deben manejarse con extremo cuidado. Las personas inmaduras con poder han traído a la humanidad tantas desgracias imposibles de contar.

Es cuando derrotamos el ego que podemos encontrar la forma más sólida, durable, de vivir la vida.

Para leer “The road less traveled” click en el enlace.

10 Consejos para mejorar nuestra vida propia

1. Viajar. Si hay algo que todo el mundo recomienda es conocer nuevos lugares, culturas diferentes, modos de vida distintos al propio. Se puede encontrar todo eso lejos, cerca, con mucho dinero o con poco dinero. Viajar es un elemento importante para el mejoramiento personal.think big

3. Comer sano y hacer ejercicio. Ya no podemos hacernos tontos a nosotros mismos. Cuando tenemos hijos chicos, estamos como locos buscando la forma en que coman balanceado, saludable, con fruta, verdura, proteína, calcio, etc. Y también, hacemos todo lo posible y hasta lo imposible porque hagan ejercicio, practiquen deporte. ¿Por qué, si estamos tan conscientes de la importancia de los buenos hábitos en nuestros hijos, no los practicamos en nosotros mismos?

3. Meditar. Muchas religiones o cultos practican la meditación, incluyendo por supuesto la católica. En mi opinión se trata de silenciar el constante parloteo de la mente, de las preocupaciones, de la obsesión por uno mismo, por nuestros problemas, y concentrase, enfocarse, en el aquí y el ahora, el presente y el amor que Dios nos tiene.

matterhorn4. Encontrar lo que nos apasiona. Parece fácil, pero no lo es. Estamos un poco engañados acerca de lo que nos “debería gustar”, y luego pasan años creyendo que estoy haciendo lo que me gusta, y realmente no es así. Dicen algunos que el entrar al estado de “flow” es una forma de saber qué es lo que nos apasiona. Puede ser. Hay que tener cuidado con confundir el pasar horas mirando tele con el estado de “flow”.

5. Leer. Todo lo que queremos saber y aprender está en los libros. Han existido durante siglos en la historia de la humanidad, y son una forma extraordinaria para recibir mensajes y experiencias de otras personas. Asegurarnos de leer lo que nos gusta, no lo que los demás dicen que vale la pena leer.

6. Accionar. Vale más un día accionando sobre determinado tema u objetivo, que una semana leyendo acerca del mismo. Al tomar acción, entendemos como el concepto de lo que queremos lograr funciona “la práctica hace al maestro”. Incluso si se encuentran obstáculos, que seguro se encontrarán, seguiremos el camino al perserverar y aprender de los errores.   landscape

7. Establer metas gigantes y audaces. Mientras más grande sean las metas más facilmente alcanzarás los niveles intermedios, y con esto, aumentarás las posibilidaes de lo que somos capaces de alcanzar.

8. Encontrar qué nos da miedo y hacerlo. El miedo lo único que logra es evitar que creamos en nosotros mismos. Enfrentar los miedos nos hace darnos cuenta que lo que creíamos acerca de algo o alguien, en realidad no era muy verdadero ni muy cierto. El miedo solamente estaba evitando que nos diéramos cuenta de la realidad.

9.  Sé amable. Si tratamos a la gente de cierta manera, la gente nos tratará de la misma forma. Lo que ofreces es generalemente lo que recibes. Mientras más amigos tengas, más sencillo será vivir, menos gente querrá hacerte daño, ya que tu no eres una amenaza para ellos. Cuando la gente se porta agresiva, lo único que buscan es defenderse, se sienten amenazados. Siendo amable nadie se sentirá amenzado por nosotros.

flowers10. Deja de quejarte. Quejarse es la forma más segura de lograr que, lo que sea de lo que estemos quejándonos, siga sucediendo. Me concentro más en ello, y más veces sucede, y más intensamente cada vez. Nos concentramos en las cosas buenas, agradecemos lo que tenemos, y dejamos de quejarnos.