Archivo de la etiqueta: catolicismo

El Señor es mi Pastor

El Salmo 23 es uno de los más comentados y orados a lo largo de los siglos, tanto por la tradición judía como por la cristiana. Es un texto hermoso y poético, que nos habla de la ternura de Dios y de los sentimientos que experimenta quien se encuentra con Él: alegría, paz, seguridad, confianza, plenitud de vida.

Esta oración, nos trae paz cuando estamos disturbados. Cuando nuestra fe se siente movida, las preocupaciones nos ganan, el remedio puede ser, orar con el Salmo 23.

el_senyor_es_mi_pastor

 

El Salmo desarrolla dos imágenes distintas: en la primera parte, la del pastor que cuida de sus ovejas (versículos 1-4) y en la segunda, la del señor de la casa que acoge a un huésped (versículos 5-6). Sin embargo, nos solemos fijar principalmente en la primera y, normalmente, es conocido como el Salmo del Buen Pastor. La primera parte está escrita en tercera persona del singular (el Señor es mi Pastor, me hace reposar, me conduce, repara, me guía, hace honor), mientras que la segunda está escrita en segunda persona del singular (tú me preparas, perfumas, tu amor y tu bondad me acompañan). El último versículo está en primera persona del singular (yo habitaré). El verso central (Tú estás conmigo) es el punto de unión entre las dos partes, ya que pertenece al primer bloque, pero está en segunda persona, como el segundo. Los símbolos que desarrolla son universales: el camino, el agua, la oscuridad de la noche, el banquete, los perfumes… y pueden interpelar por igual a los hombres de antiguas culturas rurales como a los de las modernas civilizaciones urbanas.

Para leer todo el amplio análisis de esta oración, click en el enlace. Se llama “Orar con el Salmo 23”

 

¡Felices Pascuas de Resurrección!

Hoy es un día de alegría, hoy celebramos los católicos de todo el mundo la Resurrección de Jesús. La vida ha vencido a la muerte y con ello nos llenamos de esperanza, de fe y de amor por quien ha padecido tanto para salvarnos.
Dice el libro “Hablar con Dios” de Francisco Fernández Carvajal: “…La Resurrección del Señor es una realidad central de la fe católica, y como tal fue predicada desde los comienzos del Cristianismo. La importancia de este milagro es tan grande, que los Apóstoles son, ante todo, testigos de la Resurrección de Jesús. Anuncian que Cristo vive, y este es el núcleo de toda su predicación. Esto es lo que, después de veinte siglos, nosotros anunciamos al mundo: ¡Cristo vive! La Resurrección es el argumento supremo de la divinidad de Nuestro Señor”.

Hoy es San José

San José es uno de mis santos favoritos. La figura paterna dentro de la Sagrada Familia, refleja para mi el gran cariño y apego que sentía por mi propio padre. Se aprende desde chiquita.
Otra razón por la cual me siento muy cercana a San José es porque es Patrón del trabajo; a mi que la vida laboral es tan importante.
San José fue fiel durante toda su vida a su misión. Cumplía todas las tareas a él encomendadas como parte de la misma, sin quejarse y sin cansarse. Dice el libro de “Hablar con Dios” “Examinemos despacio en qué podríamos ser más fieles: compromisos para con Dios, con quienes quizá tenemos a nuestro cargo, en el apostolado, en la tarea profesional…” Si Dios te ha dado tal o cual misión, también te ha dado la fuerza y el talento para hacerla bien.

Santa Teresa de Avila, decía de San José:
“No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado Santo, de los peligros que me ha librado, así de cuerpo como de alma; que a otros santos parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad, a este glorioso Santo tengo experiencia que socorre en todas y que quiere el Señor darnos a entender que así como le fue sujeto en la tierra (que como tenía el nombre de padre, siendo ayo, le podía mandar), así en el cielo hace cuanto le pide.”

San José es también Patrono de la buena muerte, ya que él murió en brazos de María y de Jesús, ni más ni menos. Se entiende que Jesús era joven cuando murió José, mucho antes de que comenzara su Evangelización.

 

La Capilla de San José en la Villa de Guadalupe es uno de mis lugares favoritos. Está lleno de mística, bueno, claro que toda la Villa lo está. La Capilla de San José parece un lugar serio, con mucho respeto, muy solemne; y al mismo tiempo, un lugar lleno de amor de Dios.

Oraciones a San José
Páginas donde se encuentran diversas oraciones a San José:

El Baustimo del Señor

El día que fuimos bautizados fue el más importante de nuestra vida. El resultado, es cierta divinización del hombre y la capacidad de producir frutos sobrenaturales. Al bautizar a un niño, No se atenta a su libertad, como no se les causó agravio alguno por darles la vida natural, ni por alimentarles, limpiarles y curarles, cuando no podían ellos pedir estos bienes. Por el contrario, tienen derecho a recibir esa gracia.

I like this image, but I could not remove the captions

Hemos de agradecer a nuestros padres que, quizá a los pocos días de nacer, nos llevaran a recibir este santo sacramento

Las Virtudes de San José

María y José se tienen que llevar al niño a Egipto. Dios Padre no quiso ahorrar fatigas a los seres que más quería. Pero nos ha prometido fuerza para soportar los problemas, no la falta de problemas.
San José obedeció la instrucción de irse a Egipto sin chistar y sin miedo, porque sabía que Dios no lo iba a dejar solo. Así hemos de hacer nosotros en situaciones difíciles, quizá extremas, cuando nos cueste ver la mano providente de Dios Padre en nuestra vida o en la de quienes más apreciamos.
Me encanta como Santa Teresa dice de San José, que es un santo consentidor, y que como es papá de Dios, éste no le niega nada.
Dice la Santa: ” De su intercesión eficaz dice Santa Teresa: «No me acuerdo hasta ahora haberle encomendado cosa alguna que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, ansí de cuerpo como de alma; que a otros santos parece le dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad, a este glorioso santo tengo experiencia que socorre en todas y que quiere el Señor darnos a entender que ansí como le fue sujeto en tierra –que como tenía nombre de padre siendo ayo, le podía mandar– ansí en el cielo hace cuanto le pide. Esto han visto otras algunas personas –a quien yo decía se encomendasen a él– también por experiencia, y ansí muchas que le son devotas, de nuevo han experimentado esta verdad»
The Prayer to St Joseph

Oh, St. Joseph, whose protection is so great, so strong, so prompt before the throne of God. I place in you all my interests and desires. Oh, St. Joseph, do assist me by your powerful intercession, and obtain for me from your Divine Son all spiritual blessings, through Jesus Christ, our Lord. So that, having engaged here below your heavenly power, I may offer my thanksgiving and homage to the most loving of Fathers.
Oh, St. Joseph, I never weary of contemplating you, and Jesus asleep in your arms; I dare not approach while He reposes near your heart. Press Him in my name and kiss His fine head for me and ask him to return the Kiss when I draw my dying breath. St. Joseph, Patron of departing souls – Pray for Me.
Amen

Las madres de familia deberán ejercitar con frecuencia esta fortaleza de modo discreto y ordinariamente amable y paciente. Serán entonces la verdadera roca firme en la que se apoya toda la casa.

Generosidad y Espíritu de Servicio

“Lejos de ser una inclinación instintiva, el amor es una decisión conciente de la voluntad de ir hacia los otros”. “Para amar es necesario desprenderse de todas las cosas y sobre todo, de uno mismo: dar gratuitamente. Esa desposeción de uno mismo, es causa de equilibrio, y es el secreto de la felicidad”

Todas estas son frases de Juan Pablo II. Es super curioso e increíble como sucede lo siguiente en la vida de todos: deseamos ciertas cosas. Si las obtenemos, nos sentimos contentos por un tiempo breve o relativamente breve. Si no las obtenemos nos sentimos tristes o frustrados o enojados. Se van acumulando esos sentimientos negativos o malos y determinan quienes somos.
Si no nos importan las cosas materiales, es más posible que las recibamos. Pero ya no nos interesan! Así que nos da un poco igual. Sentimos una alegría, claro, pero ligera, no profunda, no del corazón, porque nos da igual tener o no tener aquel objeto.
Por eso el Papa Juan Pablo II decía: El secreto de la felicidad es desprenderse de todo, y darse cien por ciento a los demás. Recibir no nos hace felices. Dar sí.

Hoy recordamos la visitación que hizo María a su prima Santa Isabel. Junto a María percibimos que Dios nos ha hecho para la entrega, y que cada vez que nos «reservamos» para nuestros planes y para nuestras cosas, a espaldas de Él, morimos un poco. «El Reino de Dios no tiene precio, y sin embargo cuesta exactamente lo que tengas” (San Gregorio Magno). Pon todo en las manos de Dios: que tus pensamientos, las buenas aventuras de tu imaginación, tus ambiciones humanas nobles, tus amores limpios, pasen por el corazón de Cristo.
Quien tiene en cuenta hasta la más pequeña de nuestras oraciones, ¿cómo podrá olvidar la fidelidad de un día tras otro? Quien multiplicó panes y peces por una multitud que le sigue unos días, ¡qué no hará por los que hayan dejado todo para seguirle siempre! Si estos necesitaran un día una gracia especial para seguir adelante, ¿cómo podrá negarse Jesús? Él es buen pagador.

Infancia Espiritual

Dice Fernández Carvajal en la meditación de hoy, titulada “Infancia Espiritual”:
El niño necesita constantemente de sus padres, y lo sabe; es fundamentalmente un ser necesitado. Así debe ser el cristiano delante de su Padre Dios: un ser que es todo necesidad”
“El niño vive con plenitud el presente y nada más; la enfermedad del adulto es vivir con excesiva inquietud por el «mañana», dejando vacío el «hoy», que es lo que debe vivir con toda intensidad”
Aquí tengo una duda, Dios mio. ¿Cómo dejo de vivir el futuro, si tengo que estar planeando todo el tiempo como le vamos a hacer para pagar las cuentas del futuro, y las colegiaturas y la universidad y si se enferman -Tú no lo permitas por favor-. Me cuesta trabajo, pero muchísimo, no preocuparme por el futuro de mis hijos y mio propio, y no pasarme el tiempo elaborando planes y buscando ideas para mejorar económicamente hoy y tener un mejor futuro.
«Hacernos niños: renunciar a la soberbia, a la autosuficiencia: reconocer que nosotros solos nada podemos, porque necesitamos de la gracia, del poder de nuestro Padre Dios para aprender a caminar y para perseverar en el camino. Ser pequeños exige abandonarse como se abandonan los niños, creer como creen los niños, pedir como piden los niños»7.
Qué bonita imagen

Aprendamos a ser niños delante de Dios. «Y todo eso lo aprendemos tratando a María (…). Porque María es Madre, su devoción nos enseña a ser hijos: a querer de verdad, sin medida; a ser sencillos, sin esas complicaciones que nacen del egoísmo de pensar solo en nosotros; a estar alegres, sabiendo que nada puede destruir nuestra esperanza. El principio del camino que lleva a la locura del amor de Dios es un confiado amor a María Santísima»

Confiar en la Providencia de Dios.
Oración:
Yo no puedo sola, Dios mio, pero si tú me ayudas, puedo todo. O puedo hacer mucho. Por favor demuéstrame que confías en mi, que me ayudarás, que no me dejarás sola. Que puedo estar tranquila porque tú vas a estar siempre conmigo y me darás fuerza para resistir los problemas y sabiduría para resolver los que pueda resolver.
Si mis hijos crecen y no soy millonaria, me va a doler mucho pero sabré tomarlo como una leccíón de vida; y debo de aprovechar las muchas cosas buenas y positivas que tengo todos los días sin sufrir las que no tengo.
Hoy disfrutaré mucho mis cosas que tengo y no me preocuparé por nada del futuro, sabiendo que Dios me ayúdará siempre cuento con él. Amén.