Archivo de la etiqueta: Cenote

Maravillosos cenotes de Yucatán

Hoy estuvimos visitando cenotes. Primero estuvimos en Chankom, donde hay un cenote justo en el centro de la comunidad, muy profundo y muy sucio.

chankum-3

Después visitamos Yaxkabá, comunidad limpia, ordenada, el cenote esta también en el mero centro. Este cenote también necesita una buena rehabilitación.

YAXCABA (7).jpg

Pasamos por Sotuta rapidísimo y vimos el fuerte, la iglesia y la Virgen de la Natividad venerada por los locales.

Finalmente, estuvimos en Mayapán, la comunidad, no las ruinas. El cenote que visitamos aquí, está después de un camino no pavimentado pero tampoco malo, unos diez kms más o menos. Al final del camino, literalmente en el medio de la nada, nos encontramos con esta belleza.

Nos quedamos sin habla. Impactados de la belleza de este cenote. Muy profundo, muy grande, y ¡muy limpio! Este cenote NO está contaminado. La capa verde que se observa son residuos naturales, plantas, lodo, la acción de la lluvia y la fotosíntesis, no hay residuos humanos como se observan en otros cenotes desafortunadamente. Es una imagen bellísima que conservaré en la memoria mientras Dios así me lo permita. ¡Impresionante!

Domingo 12 de abril

Hoy domingo fuimos a un cenote que se llama “Noh-Mozon”. Para llegar hay que tomar la carretera a Chetumal, desviarse en Acanceh, llegar a Telchaquillo, de ahí a Pixyah.

En Pixyah hay que pedirle a uno de los pobladores que lo guíen. El que nos llevó a nosotros nos cobró 100 pesos. Se sube a su bicicleta y se mete a un camino bastante pedregoso, con monte a la derecha y monte a la izquierda. Hay que abrir y cerrar cuatro rejas, de eso se encarga el guía.

Nos tardamos unos buenos 30 minutos de camino malo para llegar. El cenote está hermosísimo, como se puede apreciar en las fotos. Tiene una escalera de madera muy bien hechecita que permite bajar y subir. Si quieres te puedes tirar desde la boca del cenote. No pasa nada, ya que está bastante profundo. Nosotros no lo hicimos, pero vimos que lo hicieran unos chavillos locales.

Cuando llegamos había un grupo de personas metidas en el cenote. Gracias a Dios, cuando nos vieron agarraron sus chivas y se fueron. Aunque el cenote es bastante grande y hay lugar para todos; el espacio para poner las cosas, toallas, zapatos, etc. es mínimo. Solo hay dos pedacitos que son como los descansos de la escalera, en los que se pueden asentar cosas.

Total que se fue la familia que estaba y nos quedamos solitos, nosotros cuatro, en el maravilloso cenote.

Qué bonito es Yucatán.
IMG_20150412_130230 IMG_20150412_132356 IMG_20150412_132007 IMG_20150412_131747 IMG_20150412_131601 IMG_20150412_131552 IMG_20150412_130646 IMG_20150412_130305